Algunos libros fáciles de encontrar y que recomendamos leer (Parte II)


#15. Historia de la guerra del Peloponeso

Autor: Tucídides.
Año de publicación: 404 a. C.
Pasaje representativo:
«Porque nosotros no os molestaremos con excusas de valor aparente –o bien haciendo valer nuestro derecho al poderío que poseemos, porque hemos rechazado a los persas, o bien afirmando que, si os atacamos ahora, es por el daño que nos habéis hecho– ni pronunciaremos largos discursos, que no serían creídos… Vosotros sabéis, como nosotros sabemos, que, tal como suceden las cosas en el mundo, el derecho es un tema del que tratan solo los que son iguales entre sí por su poder, en tanto que los fuertes imponen su poder, tocándoles a los débiles padecer lo que deben padecer… Así creemos que sucede entre los dioses, y respecto de los hombres sabemos que, a causa de una ley necesaria de su naturaleza, ejercen el poder cuando pueden. No hemos sido nosotros los primeros en establecer esta ley ni los primeros en obedecerla, una vez establecida. En vigor la hemos encontrado y en vigor la dejaremos después de utilizarla. Solo la usamos, en el entendimiento de que vosotros y cualquier otro pueblo, de poseer el mismo poder que el nuestro, haríais lo mismo».
Dónde encontrarlo: https://www.suneo.mx/literatura/subidas/Tuc%C3%ADdides%20Historia%20de%20la%20Guerra%20del%20Peloponeso.pdf

#14. Lo demás es silencio

Autor: Augusto Monterroso.
Año de publicación: 1978.
Pasaje representativo:
«Con frecuencia he confirmado esto: joven al que le da por leer, joven perdido, pues ya sea acariciándose cualquier cosa debajo del ombligo, mordiéndose las uñas hasta hacerlas sangrar, o hurgándose los dedos de los pies, pasa las horas acostado boca arriba en su cama hilvanando quién sabe qué imaginaciones, siempre perdiendo el tiempo en su insaciable curiosidad, entusiasmo o compasión por el género humano; pero lo triste es que si por suerte leyó alguna vez a Alejandro Dumas, será para olvidarse más tarde de D’ Artagnan; si leyó a Víctor Hugo, para olvidarse después de los miserables; o si leyó la historia de Manón, para olvidar pronto los sufrimientos de las infortunadas putas».
Dónde encontrarlo: En cualquier librería de la zona.

#13. McOndo

Autor: Alberto Fuguet, Gustavo Escanlar, Jaime Bayly, otros.
Año de publicación: 1996.
Pasaje representativo:
«Existe un sector de la academia y de la intelligentsia ambulante que quiere venderle al mundo no sólo un paraíso ecológico (¿el smog de Santiago?) sino una tierra de paz (¿Bogotá?, ¿Lima?). Los más ortodoxos creen que lo latinoamericano es lo indígena, lo folklórico, lo izquierdista. Nuestros creadores culturales sería gente que usa poncho y ojotas. Mercedes Sosa sería latinoamericana, pero Pimpinela, no. ¿Y lo bastardo, lo híbrido? Para nosotros, el Chapulín Colorado, Ricky Martin, Selena, Julio Iglesias y las telenovelas (o culebrones) son tan latinoamericanas como el candombe o el vallenato. Hispanoamérica está lleno de material exótico para seguir bailando al son de El cóndor pasa o Ellas bailan solas de Sting. Temerle a la cultura bastarda es negar nuestro propio mestizaje. Latinoamérica es el teatro Colón de Buenos Aires y MacchuPichu, Siempre en Domingo y Magneto, Soda Stereo y Verónica Castro, Lucho Gatica, Gardel y Cantinflas, el Festival de Viña y el Festival de Cine de La Habana, es Puig y Cortázar, Onetti y Corín Tellado, la revista Vuelta y los tabloides sensacionalistas».
Dónde encontrarlo: https://es.scribd.com/document/386191306/McOndo

#12. Escolios a un texto implícito: selección

Autor: Nicolás Gómez Dávila.
Año de publicación: 2001.
Pasaje representativo:
«Nada más deprimente que pertenecer a una muchedumbre en el espacio. Ni más exaltante que pertenecer a una muchedumbre en el tiempo».
Dónde encontrarlo: https://www.aumasson.jp/gd/escolios_escogidos.pdf

#11. Ivanhoe

Autor: Walter Scott.
Año de publicación: 1819.
Pasaje representativo:
«Bois-Guilbert —respondió la judía—, no conocéis el corazón de las mujeres o no habéis tratado más que a aquellas que han perdido sus mejores e innatos sentimientos. Sabed, arrogante templario, que ni en las más encarnizadas batallas habéis desplegado más de vuestro pregonado valor que el que han mostrado las mujeres cuando el deber o el cariño se lo exigen. Soy mujer y criada con la mayor ternura, por naturaleza temerosa del peligro e irritable ante el dolor; sin embargo, cuando entremos en el fatídico palenque, vos para luchar y yo para sufrir, tengo la seguridad de que mi valor superará al vuestro.».
Dónde encontrarlo: En cualquier librería de la zona.

#11. Manifiesto redneck

Autor: Jim Goad.
Año de publicación: 1997.
Pasaje representativo:
«Empecé a perder la fe en el progresismo cuando advertí que todos los progres que me acusaban de ser un privilegiado blanco parecían proceder de un entorno socioeconómico mucho más cómodo que el mío. Me cansé de su hipocresía clasemediera que derrama lágrimas por la «lucha» negra a la vez que se rie de las raíces de la gentuza blanca. Si las tribus indígenas del Amazonas eran víctimas de la lluvia ácida, los progresistas se sentían emocionalmente devastados. Ahora, si en el parque de caravanas lleno de gentuza blanca del otro extremo de la ciudad todo el mundo contraía cáncer por vivir encima de un vertedero tóxico, no les parecía más que un chiste».
Dónde encontrarlo: Compralo por internet.

#10. Poesía selecta

Autor: Ramón López Velarde.
Año de publicación: 2018.
Pasaje representativo:
«el amor amoroso
de las parejas pares;
noviazgos de muchachas
frescas y humildes, como humildes coles,
y que la mano dan por el postigo
a la luz de dramáticos faroles;
alguna señorita
que canta en algún piano
alguna vieja aria;
el gendarme que pita…
… Y una íntima tristeza reaccionaria
».
Dónde encontrarlo: https://letrasparavolar.org/libros/archivos/poesia/20.pdf

#9. Pan

Autor: Knut Hamsun.
Año de publicación: 1894.
Pasaje representativo:
«A la otra llegó a amarla como un esclavo, como un demente, como un campesino. ¿Por qué? Pregúntale al polvo sobre la carretera o a la hojarasca, pregúntale a Dios; ninguno podrá darte una respuesta. Ella no le había dado nada, y sin embargo él le estaba agradecido. Ella le dijo: ¡Dame de tu paz, dame de tu cordura! Y lo único que él llegó a lamentar fue no haberle dado su vida».
Dónde encontrarlo: Compralo por internet.

#8. La rebelión de las masas

Autor: José Ortega y Gasset.
Año de publicación: 1929.
Pasaje representativo:
«El hombre selecto o excelente está constituido por una íntima necesidad de apelar de sí mismo a una norma más allá de él, superior a él, a cuyo servicio libremente se pone. Recuérdese que al comienzo distinguíamos al hombre excelente del hombre vulgar diciendo que aquél es el que se exige mucho a sí mismo, y éste, el que no se exige nada, sino que se contenta con lo que es, y está encantado consigo. Contra lo que suele creerse, es la criatura de selección, y no la masa, quien vive en esencial servidumbre. No le sabe su vida si no la hace consistir en servicio a algo trascendente. Por eso no estima la necesidad de servir como una opresión. Cuando ésta, por azar, le falta, siente desasosiego e inventa nuevas normas más difíciles, más exigentes, que lo opriman. Esto es la vida como disciplina —la vida noble—. La nobleza se define por la exigencia, por las obligaciones, no por los derechos. Noblesse oblige. “Vivir a gusto es de plebeyo: el noble aspira a ordenación y a ley” (Goethe)».
Dónde encontrarlo: https://monoskop.org/images/f/f6/Ortega_y_Gasset_Jose_La_rebelion_de_las_masas.pdf

#7. El amante de Lady Chatterley

Autor: D. H. Lawrence.
Año de publicación: 1928.
Pasaje representativo:
«Evidentemente, Michaelis no era inglés, pese a todos los sastres, sombrereros, barberos y zapateros del mejor barrio de Londres. No, no; evidentemente, no era inglés: había algo en su rostro plano y pálido y en su actitud; algo en su resentimiento; tenía rencor y resentimiento, cosas que se hacían evidentes a los ojos de cualquier caballero inglés de nacimiento, que no consentiría jamás que tal cosa se notase en él. El pobre Michaelis había recibido demasiados puntapiés, de forma que aun ahora parecía tener el rabo entre las piernas. Se había abierto camino a base de puro instinto y más puro descaro, en el escenario y enfrente de él, con sus obras. Se había ganado al público. Y había creído que los días de los puntapiés se habían acabado. Pero ¡Ay!, no se habían acabado aún…, ni se acabarían».
Dónde encontrarlo: En cualquier librería de la zona.

#6. Cyrano de Bergerac

Autor: Edmond Rostand.
Año de publicación: 1897.
Pasaje representativo:
«¿Y qué tendría que hacer? ¿Buscar un protector, tomar un amo, y como una hiedra oscura que rodea un tronco lamiéndole la corteza, subir con astucia en vez de elevarme por la fuerza? ¡No, gracias! ¿Dedicar, como todos hacen, versos a los financieros? ¿Convertirme en bufón con la vil esperanza de ver nacer una sonrisa amable en los labios de un ministro? ¡No, gracias! ¿Desayunar todos los días con un sapo? ¿Tener el vientre desgastado de arrastrarme y la piel de las rodillas sucias de tanto arrodillarme? ¿Hacer genuflexiones de agilidad dorsal? ¡No, gracias! ¿Tirar piedras con una mano y adular con la otra? ¿Procurarme ganancias a cambio de tener siempre preparado el incensario? ¡No, gracias! ¿Subir de amo en amo, convertirme en un hombrecillo y navegar por la vida con madrigales por remos y por velas, suspiros de amores viejos? ¡No, gracias! ¿Conseguir que Servy edite mis versos, pagando? ¡No, gracias! ¿Trabajar por hacerme un nombre con un soneto, y no hacer otros? ¡No, gracias! ¿Hacerme nombrar papa por los cónclaves de imbéciles de los mesones? ¡No, gracias! ¿No descubrir el talento más que a los torpes, ser vapuleado por las gacetas y repetir sin cesar: «¡Oh!, ¡a mí, a mí, que he sido elogiado por el Mercurio de Francia!»? ¡No, gracias! (…). Cantar, soñar, reír, caminar, estar solo, ser libre, saber que mis ojos ven bien, que mi voz vibra, ponerme al revés el sombrero cuando me plazca, batirme por sí o por un no, hacer versos… trabajar sin inquietarme la fortuna o la gloria, pensar en un viaje a la Luna, no escribir nunca nada que no nazca de mí mismo y contentarme, modestamente, con lo que salga; decirme: «Amigo mío, conténtate con flores, con frutos, o incluso con hojas, si en tu propio jardín las siembras y las recoges». Y si, por casualidad llegara al triunfo, no verme obligado a devolver nada al César; guardar el mérito para mí mismo, y desdeñar la parásita hiedra… O incluso, siendo encina o tilo, subir, subir… subir siempre solo, ¡aunque no alcance mucha altura!».
Dónde encontrarlo: En cualquier librería de la zona.

#5. El libro de las aguas

Autor: Eduard Limónov
Año de publicación: 2018.
Pasaje representativo:
«Había decidido hacerme vagabundo, vivir en las calles heladas de Nueva York, a ver qué pasaba. Miraba la noche sobre el Atlántico, caminando por encima de los grises tablones. Intuía que algo grandioso estaba sucediendo. Luego giré la cabeza y vi detrás de mí los dos cubos iluminados del World Trade Center. Como dos galaxias brillantes, como dos enormes acuarios puestos patas arriba. En el momento más inoportuno me asaltaban delirios de grandeza. Me sentí diferente, recién nacido, todopoderoso. En realidad, un ataque de megalomanía era justo lo que necesitaba (…). Si quieren un consejo, y sin profundizar demasiado: ¡Mimen sus delirios de grandeza! Hagan lo imposible por cultivar aquello que los distinga de los demás. No les hace falta alguna acabar confundiéndose con toda esa aburrida gentuza».
Dónde encontrarlo: Podés chorearlo en Escaramuza; total, el salame que atiende el mostrador ni se entera.

#4. Tristán e Iseo

Autor: Anónimo.
Año de publicación: ¿?
Pasaje representativo:
«Señores, ¿Os agradaría oír un hermoso cuento de amor y de muerte? Se trata de la historia de Tristán e Iseo, la reina. Escuchad cómo, entre grandes alegrías y penas, se amaron y murieron el mismo día, él por ella y ella por él. El relato de sus amores se extendió por la verde Erín y la salvaje Escocia, se repitió en toda la isla de Miel, desde el muro de Adriano hasta la punta del Lagarto, halló sus ecos en los bordes del Sena, del Danubio y del Rin, encantó a Inglaterra, Normandía, Francia, Italia, España, Alemania, Bohemia, Dinamarca y Noruega. Su memoria durará mientras exista el mundo».
Dónde encontrarlo
: Sólo en librerías chetas.

#3. Corazón tan blanco

Autor: Javier Marías.
Año de publicación: 1992.
Pasaje representativo:
«No he querido saber, pero he sabido que una de las niñas, cuando ya no era niña y no hacía mucho que había regresado de su viaje de bodas, entró en el cuarto de baño, se puso frente al espejo, se abrió la blusa, se quitó el sostén y se buscó el corazón con la punta de la pistola de su propio padre, que estaba en el comedor con parte de la familia y tres invitados. Cuando se oyó la detonación, unos cinco minutos después de que la niña hubiera abandonado la mesa, el padre no se levantó en seguida, sino que se quedó durante algunos segundos paralizado con la boca llena, sin atreverse a masticar ni a tragar ni menos aún a devolver el bocado al plato; y cuando por fin se alzó y corrió hacia el cuarto de baño, los que lo siguieron vieron cómo mientras descubría el cuerpo ensangrentado de su hija y se echaba las manos a la cabeza iba pasando el bocado de carne de un lado a otro de la boca, sin saber todavía qué hacer con él».
Dónde encontrarlo: En cualquier librería de la zona.

#2. La conjura de los necios

Autor: John Kennedy Toole.
Año de publicación: 1980.
Pasaje representativo:
«Espero que estés trabajando en resolver tus problemas personales, Ignatius. ¿Se ha agudizado la paranoia? La base de la paranoia es, según mi opinión, el hecho de que siempre estés encerrado en esa habitación y hayas empezado a recelar del mundo externo. No sé por qué insistes en vivir ahí abajo con los caimanes. A pesar de la revisión completa que está pidiendo a gritos tu psique, tienes un cerebro que podría crecer y florecer aquí en Nueva York. Pero, en estas circunstancias, estás destruyéndote y destruyendo tu inteligencia. La última vez que te vi, cuando pasé por ahí procedente de Mississippi, estabas muy mal. Probablemente hayas empeorado viviendo en esa vieja casa miserable con tu madre como única compañía. ¿Es que tus impulsos naturales no te piden a veces un desahogo? Una aventura amorosa bella e importante te transformaría, Ignatius, estoy segura. Las grandes ataduras edípicas que te inmovilizan están asediando tu cerebro y destruyéndote».
Dónde encontrarlo: En cualquier librería de la zona.

#1. El evangelio según San Mateo

Autor: San Mateo.
Año de publicación: 80 y 90 d. C.
Pasaje representativo:
«Jesús, pues, estaba en pie delante del gobernador; y este le preguntó, diciendo: ¿Eres tú el Rey de los judíos? Y Jesús le dijo: Tú lo dices. Y siendo acusado por los principales sacerdotes y por los ancianos, nada respondió. Pilato entonces le dijo: ¿No oyes cuántas cosas testifican contra ti? Pero Jesús no le respondió ni una palabra; de tal manera que el gobernador se maravilló mucho.
Ahora bien, en el día de la fiesta acostumbraba el gobernador soltar al pueblo un preso, el que quisiesen. Y tenían entonces un preso famoso llamado Barrabás. Reunidos, pues, ellos, les dijo Pilato: ¿A quién queréis que suelte: a Barrabás, o a Jesús, llamado el Cristo? Porque sabía que por envidia lo habían entregado. Y estando él sentado en el tribunal, su mujer le mandó decir: No te metas con ese hombre, pues es inocente. Por causa de él, anoche tuve un sueño horrible. Pero los principales sacerdotes y los ancianos persuadieron a la multitud que pidiese a Barrabás, y que Jesús fuese muerto. Y respondiendo el gobernador, les dijo: ¿A cuál de los dos queréis que suelte? Y ellos dijeron: A Barrabás. Pilato les dijo: ¿Qué, pues, haré de Jesús, llamado el Cristo? Todos le dijeron: ¡Que sea crucificado! Y el gobernador les dijo: Pues… ¿Qué mal ha hecho? Pero ellos gritaban aún más, diciendo: ¡Que sea crucificado!
Viendo Pilato que nada solucionaba, sino que se hacía aún más alboroto, tomó agua y se lavó las manos delante del pueblo, diciendo: Inocente soy yo de la sangre de este hombre; allá vosotros. Y respondiendo todo el pueblo, dijo: Su sangre caerá sobre nosotros, y sobre nuestros hijos. 
Entonces soltó a Barrabás; y habiendo azotado a Jesús, lo entregó para ser crucificado».
Dónde encontrarlo: En internet.

a Contrapelo

Nota extra: Si te interesa colaborar con el mantenimiento del sitio, podés hacerlo a través del siguiente link a Mercado Pago: link.mercadopago.com.uy/acontrapelorevista
¡Gracias!


Una respuesta a “Algunos libros fáciles de encontrar y que recomendamos leer (Parte II)”

  1. Hay varios libros que son realmente interesantes, algunos ya los tenía guardados y a los que no ya los guardé en la computadora (que no sé cómo aún puedo seguir guardando con todos los pdf de libros que hay xd). El evangelio según San Mateo no lo leí completo, aunque si varios fragmentos en el liceo y la escuela. Otros libros interesantes de la Biblia son los apócrifos; estoy profundizando en ellos y he leído más que nada el primer libro de Adán y Eva.

    Por otro lado, hay otros libros que son fácilmente de encontrar también buenos (y lo corrobore en Google antes de escribir). «El varón domado» y «el varón polígamo» de Esther Vilar son buenos; el segundo debo terminarlo. «Deshumanizando al varón» de Daniel Jiménez es excelente, aunque solo se encuentra comprando por internet y/o leyendo algunos fragmentos del libro en el blog. Y por último, que solo lo menciono porque es de mi interés (y porque el pdf solo está en inglés, no encontré traducción en español) es «Sex and Culture». Es de J.D.Unwin y trata sobre la correlación entre el progreso cultural de un país y su moral sexual. El resumen corto es que las caídas se deben a la perdida de la moral sexual y el abandono de la monogamia, y los ascensos por hacer lo contrario a las naciones liberales en lo sexual. Si lo encuentro en español no tengo problemas en pasártelo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *