SOBRE LAS DIFERENCIAS DE ATRACTIVO FÍSICO ENTRE MUJERES Y HOMBRES Y LAS VENTAJAS QUE ESTAS ACARREAN.


SOBRE LAS DIFERENCIAS DE ATRACTIVO FÍSICO ENTRE MUJERES Y HOMBRES Y LAS VENTAJAS QUE ESTAS ACARREAN.– Llama la atención cómo, hablando estrictamente en términos de atractivo físico, la mujer promedio es por lejos superior al hombre promedio. Al menos en este aspecto la mayoría de ellas puede jactarse de contar con ventaja sobre sus pares masculinos. Y esto es así porque es raro para el hombre medio no encontrar en la mujer media al menos una sola parte de su cuerpo –ya sea la boca, el pelo, el culo, las tetas, las manos, las piernas, los tobillos, etc., etc.– que no le resulte atractiva o que, llegado el caso, no logre compensar por la flaqueza estética del resto. Esto es algo que he podido corroborar tanto en charlas procaces con compañeros de trabajo como en confesiones íntimas de amigos cercanos. Incluso una de esas jovencitas tímidas y con el rostro desfigurado a causa del acné puede llegar a tener su encanto (a veces este estriba casi que exclusivamente en gestos o particularismos individuales; pero para el caso es lo mismo).

Sin dudas el encanto de la mujer es capaz de manifestarse de múltiples formas, aunque la más seductora de ellas es, en mi opinión, el aspecto físico. Éste es –además– por lejos el mejor aliado de la mujer hoy en día. Fíjense si no en esos ámbitos laborales en los que se promueve la famosa “igualdad” entre los sexos, como es frecuente que en ellos la mujer trepe posiciones sólo en virtud de este. Ojo, con esto no estoy queriendo decir que las féminas sean incapaces de avanzar en sus carreras por sus habilidades o mérito propio, pero sí señalando como a diferencia de los hombres estas cuentan con la posibilidad de usar su belleza física o la vaga promesa (e incluso lejana posibilidad) de sexo de forma transaccional para ascender dentro de estos entornos. El periodismo uruguayo está repleto de casos así. 

No faltará ahora quien diga que esto se debe a que el hombre es por naturaleza un ser poco selectivo y arrastrado, a lo que yo contestaré que todo lo que atañe al sexo masculino es en realidad mucho más sutil y complejo de lo que parece. Además, en el caso de que no les haya gustado o no se hayan sentido “cómodas”, ustedes pueden denunciar al “agresor” y sustraerle una cuantiosa suma de dinero.

Felicitaciones, chicas.

Con. Franz Miksizpuhtulk.

Nota extra: Si te interesa colaborar con el mantenimiento del sitio, podés hacerlo a través del siguiente link a Mercado Pago: link.mercadopago.com.uy/acontrapelorevista
¡Gracias!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *