Una de las últimas y más catárticas entradas del «Diario de un perdedor» de Eduard Limonov


«Van a venir todos, los que armen bardo y los cagones (los cagones son buenos a la hora de pelear), los que venden falopa y los que reparten volantes de puteros. Van a venir –los pajeros y los lectores de revistas porno. Van a venir –los que deambulan solos por los pasillos de los museos, y los que hojean libros solos en las salas de bibliotecas cristianas y gratuitas. Van a venir –los que, sin un peso para comprar algo, pierden el tiempo en la placita de los bomberos. Van a venir –los que solo toman café durante dos horas seguidas en McDonald’s y miran tristemente por la ventana. Van a venir –los que perdieron en el amor, en el dinero y en el trabajo, los que tuvieron la mala suerte de nacer en familias humildes.

Van a venir –los que están podridos de todo, los que ya perdieron parte de sus vidas en el absurdo e interminable laburo en un supermercado o en algun Call Center. Van a venir –los obreros de fábrica que odian su fábrica. Van a venir –los indigentes y los milicos del ejército, los estudiantes desertores de la UdelaR. Van a venir –los valientes y los fuertes en todos los ámbitos de la vida, van a venir para pelear y encontrar la gloria.

Van a venir –las parejas enamoradas caminando de a dos, abrazándose. Van a venir –los actores, y también los artistas, músicos y escritores cuyas obras no se venden. Todos van a venir. Todos van a tomar las armas y van a poner fin de una vez por todas a este orden inmundo.»

  • “Diario de un perdedor de Eduard Limonov, traducción personal.

a Contrapelo.

Nota extra: Si te interesa colaborar con el mantenimiento del sitio, podés hacerlo a través del siguiente link a Mercado Pago: link.mercadopago.com.uy/acontrapelorevista
¡Gracias!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *